Proyecto Seguridad Alimentaria

Alimentación Segura


04-04-21

Se trabaja contra reloj para que antes de que lleguen las heladas y el intenso frío, las familias quienes participan en el programa de Seguridad Alimentaria, puedan tener su invernadero en casa. En las partes más altas de las comunidades donde viven las familias, seguimos apoyando en el techado de invernaderos, capacitando en la plantación y sembrado de verduras.
La población solicita apoyo para poder tener alimentos en los meses de intenso frío cuando afuera ya no crezcan las plantas.
La mayoría de las familias se adaptaron a la nueva modalidad de vida y ahora producen verduras variadas para su propio consumo y el excedente de la producción lo venden en diversos mercados.
En dos colegios de la zona de intervención, había buenos ambientes para la crianza de cuyes.
A solicitud de la población se amplió el programa de Seguridad Alimentaria.
La población sembró pasto y HoPe trajo los cuyes.

 


Muchas familias participan en el programa “Alimentación Segura”. A las personas quienes participan activamente, la fundación HoPe incentiva y apoya de manera extra y personalizada.
Estos días representantes de HoPe están visitando a cada familia en su casa para ver los trabajos en biohuertos y en campo abierto. Al mismo tiempo brindamos asesoría técnica y damos respuesta a las consultas que se presentan. Hay mucho entusiasmo, ganas y empeño en la producción de hortalizas.

Recorriendo bastantes kilómetros semanalmente la fundación HoPe visita a las familias participantes en el programa “Alimentación Segura”.
Da mucha satisfacción ver el empeño de tantas personas quienes de un día a otro se quedaron sin empleo por el Covid-19, ahora están trabajando alegres y con mucho entusiasmo para su auto sostenimiento.

 


Septiembre 2021.

Ya son más 80 invernaderos que se pueden encontrar en las 7 comunidades en las casas de familias beneficiarias del programa Seguridad Alimentaria. Las familias ya no tienen necesidad de comprar verduras, más bien el excedente de la producción lo siguen comercializando en los mercados de la zona. .

En la altura estamos en época de “seca”, estos meses no llueve y hace mucha falta agua para regar. La fundación HoPe a gestionado la donación de lonas para poder hacer captaciones de agua.  Quedando la fundación HoPe y las familias beneficiarias, muy agradecidas por esta gran donación a una empresa de Lima. Ahora las familias tienen la oportunidad de contar con agua para regar sus hortalizas.

A tres comunidades se les doto por 2da vez de 5000 truchas.
En marzo recibieron la 1ra vez, estas ahora ya están crecidas y para dar sostenibilidad al programa se llevaron otros 5000 alevinos.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial